18 junio 2006

¡ GUETOS NO !



GUETOS POLITICAMENTE CORRECTOS
El ciudadano europeo, esta acostumbrado a ver y oír en los medios de comunicación la miseria y la marginación de los países del tercer mundo, sensibilizándose y solidarizándose rápidamente con las personas y grupos que la sufren. Como ejemplo ahí están la cantidad de ONGs. Existentes, que hacen que el tercer mundo reciba tanta o más ayuda de la solidaridad particular y anónima que desde muchos gobiernos. Nos han acostumbrado a sensibilizarnos desde la distancia. La distancia en este caso, actúa como atenuante moral para que nuestra buena conciencia quede satisfecha (me sensibilizo y solidarizo más cómodamente con la miseria y marginación que no toco, que no percibo y que no siento).
¿Pero qué ocurre con la miseria y marginación que sí puedo tocar, percibir y sentir del “primer mundo” donde vivo? Sencillamente es una realidad que no queremos ver, la hemos escondido en lo más profundo de nuestro subconsciente para que no nos perturbe. No vaya a ser, que si decidiéramos verla, descubramos que nuestro grado de culpabilidad es más alto de lo que creemos, y que esto provoque replantearnos aspectos morales, que por el momento no estamos dispuestos a despertar en beneficio de nuestra estabilidad moral, económica y social.
Es más fácil culpabilizar a los gobiernos en general, pero ocurre que los gobiernos los elegimos los ciudadanos. Los gobiernos para llegar al poder, se interesan por el grado de sensibilidad que el ciudadano tiene ante los problemas que les afectan. Por lo tanto si el ciudadano no quiere sentir ni ver la miseria y marginalidad más cercana a él, su gobierno tampoco se la hará sentir y ver.
Nuestros gobiernos, ocultan y disfrazan la miseria y marginación del “primer mundo” maquillando esa realidad, llamándolas de otras maneras para que el impacto emocional y moral en el ciudadano no haga que se perturbe su buena conciencia. Así por ejemplo llama “Barrios marginales” a lo que realmente son guetos, llama “problemas sociales” a lo que realmente es abandono institucional, llama “grupos en exclusión social” a lo que realmente es discriminación social e institucional. Culpabiliza a los sectores de población abandonados y discriminados, de todo lo malo que es incapaz de solucionar y los relega en guetos para no mezclarlos con los demás ciudadanos y de usarlos como chivos expiatorios.
Pero una cosa es que los gobiernos fracasen con las políticas aplicadas a resolver esta problemática, y otra muy distinta es que desde un gobierno salgan políticas que promuevan la discriminación y la formación de guetos.
Esto se esta haciendo en Extremadura desde una institución de gobierno como es la Agencia Extremeña de la Vivienda, el Urbanismo y el Territorio de la Junta de Extremadura, con el Sr. Corominas y su equipo de asesores al frente. Esta institución es responsable directa del abandono institucional de una parte de la población extremeña, discriminada y relegada en guetos de miseria y marginación. Claros ejemplos son los guetos diseminados por toda la Comunidad Autónoma Extremeña (San Lázaro, Aldea Moret, Los Colorines, La Data, etc. etc. etc.).
Aplicado políticas como: Elaborar la Ley 3/2001 de la Calidad, Promoción y Acceso a la Vivienda de Extremadura, que la Agencia Extremeña de la Vivienda como veladora de la misma incumple desde la recepción misma de sus construcciones, aceptando viviendas con las techumbres de chapa. Un ejemplo de esto, son los 60 unifamiliares de la Barriada de San Lázaro de Mérida, en los cuales sus inquilinos soportan temperaturas de 35 grados en la planta alta, teniendo que dormir hacinados en el salón en la planta baja y nuestros hijos no puedan estudiar en sus habitaciones por hacerse imposible su concentración. Resultado = Incumplimiento legal y Ofrecer indignidad.
Como propietaria de todas las viviendas de estos “barrios”, incumple la Ley de Propiedad Horizontal, por el deterioro y estado deplorable en el que se encuentran sus viviendas. Este deterioro es consecuencia de su negativa a arreglar y mantener las viviendas si no se esta al corriente de pago. Con esta actitud liga el deber del inquilino de pagar, con el deber del propietario de reparar y mantener digna la vivienda. Resultado = Chantaje, (si un inquilino no paga, llévalo al juzgado, pero eso no le da derecho a eximirse de sus obligaciones como propietario, porque incurre en el mismo delito que la otra parte). Resultado = Ninguno arregla nada = Deterioro degradante de la vivienda.
La Agencia Extremeña de la Vivienda, abandonó a su suerte a los adjudicatarios de sus viviendas ante la paulatina degradación de estos “barrios”. Estos, en su deseo de salir de ahí como sea, llenaron la Agencia de expedientes de solicitud de cambio. Y ésta, lo resolvió dictando una orden interna por la cual no se permitía salir a nadie de estos barrios, excepto en contadas ocasiones o por enchufe. Por temor a que los barrios se quedaran vacíos y se hiciera visible la incompetencia y el fracaso de sus políticas. Resultado = Creación de guetos y Represión.
Se provocó y consintió que las personas actuaran por su cuenta, produciéndose un caos de acciones irregulares e ilegales (asaltos, cambios ilegales, conductas delictivas, etc.) que conllevo a una huida desesperada de muchos adjudicatarios ante una situación insostenible. Resultado = Abandono, Desprotección e Inducir conductas ilegales.
Huida, sobre todo parejas jóvenes, a las cuales se les adjudicó una vivienda por tener una situación de necesidad, pero que no se fueron porque su situación hubiera mejorado y así dejar la vivienda para otra más necesitada, se fueron peor que llegaron. Algunos fueron acogidos por sus padres y familiares, pero antes eran dos y regresaron con hijos, otros prefirieron pagar un alquiler más alto en viviendas viejas y mal acondicionadas, y otros optaron por la compra de “cuchitriles” en mal estado, teniendo que salirse de los círculos habituales bancarios por no tener nóminas fijas y recurrir a prestamistas usureros teniéndoles que pagar intereses desorbitados. Resultado = Creación de precariedad.
Otros adjudicatarios decidieron abandonar la vivienda, pero viendo la anarquía existente, no tuvieron escrúpulos en comercializar con ella, siendo las viviendas vendidas y revendidas al mejor postor. Resultado = Permitir conductas ilegales y Deterioro de un bien público.
Todos estos abandonos, dio como resultado un gran número de viviendas vacías puestas a merced de ser asaltadas por cualquiera, como así ocurrió. El propietario (la Agencia Extremeña de la Vivienda) no se enteraba porque sus asistentes poco visitaban estos barrios, y si se enteraban se quedaban satisfechos con denunciarlo en el juzgado, pero sin preocuparse de los resultados, así la pelota quedaba en otro tejado. Resultado = Negligencia y Abandono de funciones. Si al primer asalto se hubiese respondido con celeridad y contundencia, no se habría implantado el mensaje de “aquí no pasa nada”, y en estos momentos la Agencia no tendría 50 o 60 viviendas asaltadas. (Un dato, hay familias que asaltaron una vivienda hace 10 años). Resultado = Incitar a conductas ilegales.
Todas estas viviendas vacías, eran ofrecidas una y otra vez a los Ayuntamientos para su oferta por adjudicación a la población que las necesitaba, y una y otra vez eran rechazadas porque nadie quiere vivir en guetos. Resultado = Fracaso de la política de adjudicación.
Todo este despropósito incompetente, ha provocado que estos guetos sirvan como cobertura protectora perfecta a actividades delictivas. Resultado = Protección de conductas delictivas.
¿Alguien se atrevería a definir y defender esto como políticas progresistas? El Sr. Corominas así lo cree, y no le ha temblado la mano en aplicarlas como máximo responsable en materia de Vivienda del Gobierno Autonómico Extremeño durante 25 años, creando guetos por toda la Comunidad Autónoma Extremeña.
Respeto profundamente la libertad que cada ciudadano tiene para sensibilizarse y solidarizarse con la miseria y marginación que él decida, esté a más o a menos distancia. Pero es inaceptable, que en el siglo XXI y en la Europa del “primer mundo”, permitamos que desde una institución de gobierno para todos los extremeños, salgan políticas que abandonen y discriminen a sectores de población y los relegue a vivir en guetos.
Por eso, la Asociación para el Progreso de San Lázaro, la cual tengo el honor de presidir, ha pedido públicamente al Vicepresidente de la Región D. Ignacio Sánchez Amor como responsable de la Agencia Extremeña de la Vivienda, que destituya inmediatamente al Presidente de la misma el Sr. Corominas y los asesores responsables de este despropósito.
Pido a mis conciudadanos extremeños, que miren un momento a su alrededor más cercano, y se informen mejor de porqué existen estos guetos y el interés de las instituciones en dar y transmitir siempre la misma imagen de ellos, en un intento de ocultar la realidad que se esconde detrás de frases como: “Barrios marginales”, “problemas sociales” o “grupos en exclusión social”, cuando en realidad son guetos “políticamente correctos”.
Os pido desde aquí el acto solidario, responsable y sencillo de mandar un e.mail al correo presidencia@asambleaex.es del Presidente de la Asamblea de Extremadura con el texto GUETOS NO y que este texto sea la petición de destitución de los responsables de la política llevada por la Agencia Extremeña de la Vivienda. Se trata de un simple e.mail, no lo dejes pasar y divúlgalo, sentiremos el cambio en nuestros pueblos y ciudades. Gracias.
Francisco J. Muñoz Guerrero.Diseñador de Interiores y Presidentede la Asociación para el Progreso de San Lázaro.

Etiquetas:

1 comentarios:

Blogger JuanJesusTato ha dicho...

¡Guetos No!

9:10 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal

luchesentrubia
06-12-12-1960
Image
Image
Image
Image
Image Image
Creative Commons License

Este Blog está bajo licencia Creative Commons.